miércoles, 5 de marzo de 2008

¿Quiere saber?

Nunca ha existido una oferta de alimentos tan amplia como la que hay ahora y nunca se ha difundido tanta información nutricional. Pero nunca hemos estado tan confusos a la hora de decidir qué vamos a comer. Los alimentos ya no cubren una necesidad básica, sino que han alcanzado la categoría de ciencia.

Es difícil rechazar un plato de acelgas sabiendo que son ricas en fibra, que por su contenido mineral protegen de la osteoporosis y que aportan ácido fólico y flavonoides que ayudan a prevenir el cáncer, y sería casi suicida optar por unos huevos fritos con chorizo sabiendo que nos enfrentamos a un banquete de colesterol, cuya consecuencia puede ser un infarto.
Vea en la columna de la derecha "gordos", de clic y obtenga más información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario