sábado, 14 de marzo de 2009

Licenciatura en Educación Primaria, LEPRI

http://primariaprimeroc.blogspot.com/
Como es costumbre damos a conocer un excelente blog de Licenciatura en educación primaria de Colima.

CARTA A MI ABUELO



El DIF Estatal convoco a los alumnos normalistas al concurso “Carta a mi abuelo” en el cual participaron en su totalidad los alumnos del grupo 1C de LEPRI como tarea de la asignatura Escuela y Contexto.
En esta imagen se muestra la premiación de la alumna Andrea Floretzmy Gutiérrez Novela. A su lado su mamá, la directora y las autoridades que premiaron a los ganadores.

UNA HISTORIA ESCOLAR.
(Fragmento)

ES UNA HISTORIA CREADA POR LA ALUMNA: Andrea Floretzmy Gutiérrez Novela

Introducción

En el siguiente texto, narro una historia ficticia, que cuenta las situaciones que se viven en una escuela, durante los primeros días del mes de diciembre.
Esta escuela, se encuentra ubicada en pueblo, llamado Acambaro, que es vecino, del centro turístico, Valle de Bravo, en el Estado de México.
En este texto, hablaré de los principales puntos que tratamos, en el Bloque II de la materia Escuela y Contexto, el cual trata de La organización del trabajo en la escuela primaria. El contexto al que pertenece la escuela de la que hablo, es una comunidad rural, pero no tan marginada, porque se encuentra cerca de un centro vacacional importante, pero la población que asiste a esta escuela es de escasos recursos económicos.



Los primeros días de diciembre:
Hoy es 1° de diciembre, así que en este día empiezan las fiestas dedicadas a la Virgen de Guadalupe en el pueblo. La gente que vive en Acambaro es muy creyente, y para ellos es muy importante conservar sus tradiciones y costumbres.

Desde hoy, y hasta el 12 de diciembre, en las tardes se pone la verbena en el jardín principal del pueblo.

Las verbenas son muy bonitas y alegres, aquí nos podemos encontrar de todo, antojitos mexicanos para cenar, dulces tradicionales como el algodón de azúcar, adornos para navidad, como piñatas, faroles, escarchas; y también postres, como pasteles por ejemplo.

Pero para todo esto, todavía falta mucho, apenas van a dar las 8 de la mañana, y estoy esperando a mis alumnos para poder empezar las clases, aunque se que seguramente algunos van a llegar tarde, porque desde mediados del mes pasado, empezó a llegar el frío, y al parecer a mis niños les cuesta más trabajo levantarse, y a quién no. Lo bueno, es que yo vivo en una casita que esta enfrente de la escuela.

La casita (en realidad solo por llamarla así, porque no es pequeña) es de un matrimonio como de cincuentaitantos años, y también vive con ellos, una de sus hijas, la más chica, pero en realidad por las tardes la casa siempre esta llena de niños, porque los nietos de Don José y Doña María, siempre vienen a jugar con sus primos. Todos son muy respetuosos, y después de un año de vivir con ellos, ya me siento parte de la familia.

Por eso no me cuesta trabajo llegar a la escuela a las 7:30 de la mañana, solo tengo que cruzar la calle, pero mis niños tienen que caminar más, aunque por lo menos aquí no hace tanto frío como en las faldas del Nevado del Toluca, que no nos quedan tan lejos.

Cuando llego a la escuela lo primero que hago es darle una barridita al salón, para quitar el polvito que se mete durante la noche, porque a las ventanas les faltan algunos cristales.

También acomodo las sillas que hayan quedado desacomodadas y ordeno las pocas cosas que tengo en mi anaquel, y al último sacudo mi escritorio y saco los libros que voy a ocupar durante ese día. Tengo que hacer todo esto, porque en esta escuela no tenemos conserje, cada maestra nos encargamos del aseo de nuestro salón.

Aquí es muy diferente que en las escuelas donde fui a practicar en la Ciudad de México, allá en cada escuela hay un maestro para cada grupo, un director, un intendente, personas que se encargan de vender comida en la cooperativa, secretarias, maestro de educación física, de educación artística, y en algunas hasta de inglés.

En las escuelas de la ciudad, se toca el timbre a las 8 de la mañana, si es lunes los niños se forman para la ceremonia de Honores a la Bandera, luego entran al salón y el maestro toma lista de asistencia, aquí a simple vista se ve cuantos y quienes son los que faltaron.

Casi siempre, los maestros empiezan las clases con la materia de matemáticas, esto se debe a que a esa hora los niños vienen descansados y despejados de la mente y se les hará más fácil el tema, que más tarde cuando estén cansados de otras materias.

Pero yo pienso, que a la primera hora se les debe de poner una materia que les guste a los niños, para que un día antes, piensen con gusto que al otro día tendrán que ir a la escuela.

Lo mejor para el horario escolar, es que unos días comiencen con matemáticas y otros con una materia que les guste como Ciencias Naturales.

En la ciudad, cuando los niños salen al recreo, se van corriendo a formarse en la tiendita, para alcanzar lo que quieran desayunar, un sándwich, un hot dog, una torta, una hamburguesa, fruta picada, o unos tacos.

Aquí no tenemos tiendita dentro de la escuela, a la hora del recreo casi todas las mamás vienen a traerles el almuerzo a sus hijos, casi siempre frijolitos con tortillas calientitas, o .un poco del guisado que prepararon en su casa, pero lo que nunca puede faltar es un buen pedazo de queso o de panela. Al menos eso es lo que desayunan los que son más afortunados, porque tengo alumnos que vienen a la escuela solo con una taza de café en el estomago.

En las escuelas de la ciudad, los maestros pueden salir de su salón y andar caminando por todos lados, mientras dejan trabajando a su grupo, algunos no todos, así se la pasan caminando caminando, hasta que se encuentran otro maestro con quien platicar. Aquí nosotras no podemos hacer eso, porque además de que este contexto nos exige estar mucho más al pendiente del aprendizaje de nuestros alumnos, aquí no hay de que contar muchos chismes, al menos que la maestra Tania y yo critiquemos a la maestra Lupita, o que ellas me critiquen a mi, de ahí en más no hay nadie de quien chismear.

1 comentario:

  1. Me da gusto que mi historia se este haciendo famosa jeje

    soy la autora de "Los primeros días de Diciembre"

    Andrea Floretzmy Gutiérrez Novela

    ResponderEliminar