lunes, 30 de marzo de 2009

La ruta de una aventura

Puebla, Terruño e Identidad: La ruta de una aventura
Luis Hernández Montalvo

Estas líneas están escritas para los profesores de los bachilleratos generales del estado de Puebla, particularmente para quienes trabajan los contenidos del Programa de Historia Regional.
Es probable que este blog sea visitado por otras personas, por estudiantes y profesores y tal vez por algunos padres de familia de Puebla o de cualquier otro lugar. No importa, a todos nos puede ser útil recorrer la ruta de una aventura que se propuso una identidad y “una querencia” a lo mínimo, territorialmente hablando, en comparación con la nación.


Cuando uno se enfrenta a un programa de estudios para trabajar los contenidos de una historia regional que se confunde con los grandes periodos de la historia nacional, que se organiza en función de esa visión totalizadora de la realidad nacional, uno intenta construir su región desde la literatura existente. Revisando el concepto de historia regional de Wikipedia, la enciclopedia libre, nos encontramos con algunas dificultades. Historia regional es la segmentación del objeto de la ciencia histórica para restringirse a la región.


En otra parte de la definición, se afirma: La reivindicación nacionalista en regiones hace que sean para muchos indistinguibles o intercambiables los conceptos de historia regional e historia nacional. En esta búsqueda, nos encontramos con otro concepto, el de historia local “…que al concretar el espacio restringiéndolo a una ciudad y su entorno, entonces con otra disciplina, la historia local, aunque claramente supera en su estudio incluso las dimensiones comarcales

El programa de estudios me marca los contenidos de una historia regional, que engloba desde el origen del universo, la presencia de vida humana en el continente, las distintas culturas del país y la división de la historia regional sobre la base de la historia nacional. El programa me recuerda que debo trabajar los contenidos bajo los lineamientos del taller.



El taller es un lugar de trabajo donde se manipulan materias primas y se trabaja con herramientas para producir objetos de valor. Esto me hace suponer que debo abandonar el manual de historia regional, que solo me puede conducir a la memorización de los contenidos.Por otra parte, Andrés Aubry, en un artículo publicado en la Jornada el 1 de junio de 2007, define el terruño como: la patria chica, mi memoria desde mi niñez, lo que añoran el migrante y el exiliado, lo que sepulta mis muertos, lo que el Principito llama su rosa con su compañero el zorrito: la materialidad, la vida y la animalidad del hombre y la humanización de la materia, de la vida y del animal hospedados en este terruño. Terruño es inseparable de cariño

Nos habla la memoria activa para decirnos que Puebla fue la segunda ciudad más hermosa e importante del periodo colonial, después de la capital de la Nueva España, por lo tanto cuando creía tener la solución, decidí que nuestro terruño sería Puebla, la ciudad de Puebla, su municipalidad y algunos de los municipios colindantes con la ciudad.


También dice Andrés Aubry que territorio es para los pueblos indígenas “…cultura, comunidad, historia, ancestros, sueños futuro, vida y madre”. La primera actividad propuesta fue la visita a la cantina de la Pasita. Los estudiantes del Bachillerato General Matutino del Benemérito Instituto Normal del Estado de Puebla, se hicieron acompañar en algunas ocasiones por sus padres, ya que la mayoría de ellos son menores de edad.


La cantina se encuentra localizada en pleno centro histórico de la ciudad de Puebla. En un pequeño local, se venden vinos de frutas elaborados artesanalmente, lo atractivo del local es que también es un museo que se complementa con la imaginación de su propietario, con la forma de conversar y de cómo despierta el interés por los objetos y las anécdotas que platica.

Por un momento imagine que le muestran “la herradura del caballo de Troya”, “la pata de palo del dictador Antonio López de Santa Ana, un personaje de la picaresca política mexicana, el mismo que hizo volver a los jesuitas expulsados por los españoles en la colonia, reinstaló la orden de Guadalupe y se hizo llamar su Alteza Serenísima”, los lentes del general Ignacio Zaragoza, los pescados invisibles,

Los padres y sus hijos adolescentes recreando la memoria viva, “haciendo la tarea” en medio de objetos extraños, escuchando historias increíbles, con olores a casona vieja, ubicada en el barrio de los zapos, agréguele al ambiente unas copitas con sabores afrutados, que nos hace imaginar la cocina de los conventos de siglos anteriores. De ahí pasaron a recorrer las tiendas de muebles rústicos y el mercado dominical de antigüedades, libros viejos y objetos raros y el local que en otro tiempo fue pulquería.


La siguiente actividad coincidió con los festejos del carnaval de Huejotzingo, les pedí que me hicieran una crónica, que tomaran fotografías, que platicaran con los actores y con las gentes de la población. Surgió una discusión en el sentido de que varios preferían escribir sobre el carnaval de sus lugares de origen. Para algunos estudiantes, Puebla, nuestra ciudad, no era su terruño. Venían de lugares tan distantes del estado de Tlaxcala, de poblaciones indígenas de Zacapoaxtla, de otros estados.

Dos estudiante son de origen coreano, su terruño se encuentra tan distante que contrasta su cultura con la nuestra. Un día pidieron ser acogidos en la clase para compartir su historia, para platicarnos sus costumbres, el simbolismo en sus creencias y el lenguaje de la ropa, a pesar de las dificultades de la lengua para comunicarse. De esto aquí existen los testimonios.


Revisando los trabajos de los estudiantes, me encontré con el relato del carnaval de la junta auxiliar de La Libertad, de la ciudad de Puebla. En el relato se recupera la letra de una canción que dibuja el colorido musical y cultural de la Puebla campesina e indígena que absorbió la mancha urbana y que destruyó la modernidad.


El carnaval es una expresión cultural de los pueblos de México y como tal conserva la memoria y la cultura. Si nuestros lectores visitan el blog: Puebla, Terruño e Identidad, pueden leer la picaresca y la ingenuidad de nuestra gente. Esto es creo yo el espíritu cósmico de los poblanos.
En esta aventura, los estudiantes realizaron trabajos que permitían ver el contraste comercial entre la central de abasto, el mercado Hidalgo y la moderna zona comercial de Angelópolis. El flujo de mercancías, los precios, los olores y los hombres y mujeres que se dedican al comercio para públicos tan distintos y sociedades tan distantes del mismo terruño, nuestra patria chica, aquí nos tocó vivir.


Las iglesias con su arquitectura, pinturas y retablos son un patrimonio de símbolos y creencias cuyos arquitectos marcaron el espíritu de otras generaciones, pero también marcaron y siguen marcando a las nuevas generaciones de poblanos como parte de lo que se da en llamar herencia cósmica. Portones y fachadas de casonas, museos y bibliotecas, fuentes y esculturas, todos, son memoria viva.


Este trabajo incluía entrevistas con sacerdotes y religiosas para conocer el origen de las órdenes conventuales en Puebla. Visitaron conventos y entrevistaron a los hermanos de San Francisco. Ellos viven al día, dicen misa, leen sus misales, pero poco saben de la historia misionera de su orden religiosa, o de su contribución evangelizadora en la entidad poblana. Lo mismo ocurrió con las carmelitas, con los dominicos, y hasta con los cultísimos jesuitas. La iglesia católica no vive sus mejores tiempos en Puebla, carece de iniciativas hasta para proteger el arte sacro heredado de otras generaciones, por eso celebremos que la UDLA concentre los archivos de varios conventos franciscanos, para la historia, pero sobre todo, para la memoria viva.


Ya que hablamos de iglesias, detengamos en el templo del antiguo convento de Santa Inés, donde encontramos la escultura del niño Dios con las manos y el rostro crispado. Dice la crónica, poco explotada por la iglesia, que durante el siglo diecinueve, en el marco de la aplicación de las Leyes de Reforma, el convento fue saqueado por los soldados, y en medio de los destrozos y las maldiciones, el niño prefirió cerrar los ojos y cubrir con sus manos sus oídos. Cualquier coincidencia con lo ocurrido en la discotec el News Divine, es un mero accidente de apenas dos siglos entre un hecho y otro

Los historiadores piensan que la historia solo abarca los acontecimientos sobresalientes, los hechos del pasado, los que trascendieron y nos olvidamos que la historia es cotidianidad, que la estamos haciendo, que la estamos conformando. Llegó el mes de mayo y los estudiantes acompañaron a sus padres a desfilar y fueron testigos de las demandas obreras, de los reclamos de los trabajadores al servicio del Estado, del coraje contra las reformas a la Ley del ISSSTE, de mejores salarios y de democracia sindical. Las crónicas son excelentes, las fotografías y el registro de las demandas sindicales, de los obreros y trabajadores de Puebla.

Parte de estas ideas son expropiaciones de unas notas que transcribí del audio “El estudio de la localidad y el municipio” de Enrique Díaz Paniagua y editado por la Secretaría de Educación Pública. El autor fue conductor de Radio Educación en los años noventa, sus programas eran muy amenos.

Díaz Paniagua nos recomienda que nuestros alumnos deben recoger testimonios y documentos, debe hacerse de manera constante, permanente, no como una tarea escolar. Se puede hacer de múltiples maneras, el abuelo, la madre, el tío, siempre tienen algo que platicar. Durante seis meses los estudiantes visitaron los museos de la no intervención en los fuertes de Loreto y Guadalupe, la escultura descuidada en donde está escrita la carta de Víctor Hugo a los poblanos.
Al final del semestre, los estudiantes tienen suficientes materiales para editar un libro propio de Historia Regional y me dan la oportunidad de recomendar a mis compañeros intentar nuevos caminos para el trabajo docente.

Desde hace treinta y tres años trabajo con mis alumnos de primaria el texto libre, de las técnicas de Celestín Freinet. Queda en pie mi invitación para visitar el blog: Puebla Terruño e Identidad. Dirección : http://terrunoeidentidad.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario