domingo, 16 de enero de 2011

Del blog: La vida es bella

domingo 5 de diciembre de 2010

EL REGALO DE NAVIDAD

Faltaban algunas semanas para la navidad y mi esposo me había comprado un regalo, a él le cuesta mucho guardar secretos, pero estaba muy contento con la compra, éramos muy jóvenes y con muy pocos recursos, llega a casa y me dice ¡te compre un regalo de navidad que ni te imaginas!, yo muy ilusionada empecé a adivinar, ¿será un reloj? Dije, el trabajaba en ese tiempo de relojero en la relojería y joyería de su padre, no me contestó, tu ya tienes uno, ¿un anillo? Frío frío me dijo. Casi no dormí esa noche me hacia mil ilusiones.
Pasaban los días y yo preguntaba ¿es chico o grande el regalo? Grande me dijo, ¿cabe en una caja de zapatos? Pregunte, No, contesto más grande, ya tenía una pista, pero tampoco eran zapatos ¿grande como una cocina? Pregunté, no, un poco mas chico, me dijo.
Seguían pasando los días, para él era un regalo muy hermoso, no adiviné nunca.
Llego la navidad desenvuelvo mi regalo con mucha ilusión, era muy pesado y tuve una gran desilusión, era un inmenso cacharro artesanal de greda que servia para hacer ponches con jarritos a los lados. PLOP. Tuve que disimular yo esperaba algo mas personal o sea solo para mi…la intención era buena hoy lo recordamos y nos da mucha risa y por suerte los regalos han mejorado.
P.D. Luego de unos meses, casi sin querer me desquité y como a mi esposo le gustaba cocinar y a mi me gusto una olla, la compré y se la regalé para su cumpleaños, se río mucho y me dijo ahora te entiendo; Y me dijo como yo no tenia dinero en esa navidad y paso un vendedor de cacharros de greda yo le propuse cambiárselo por un reloj y él acepto, me sentí culpable pero era muy joven, entiéndanme yo no tomo ponche jajaja. Además ya luego cumpliremos 43 años de casados.

http://seisito.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario