lunes, 11 de febrero de 2008

Un encuentro


Hoy tuve la fortuna de encontrarme con un entrañable amigo, excompañero en la Escuela de Biología de la BUAP, trabaja como profesor en una secundaria de la Sierra Norte de Puebla. Él se llama Miguel Angel Molina Baez. Estuvimos en el mismo grupo y compartimos las enseñanzas del profesor Gonzalo quien después fue director de la escuela de Biología, de Ernesto Mangas, del Profesor Juan y de muchos otros. Por cierto les platico acerca del profesor Juan, él hacía estudios sobre animales silvestres que habitaban la reserva de cactáceas en Tehuacán. Como tenía que cursar con él una materia e iba atrasado en sus clases, no me rehusé cuando un dia me dijo: "acompañame a Tehuacán, vamos a hacer un trabajo de campo", ni tardo ni perezoso voy con él, contento y orgulloso, porque iba con un profesor investigador de la escuela de Biología a realizar un trabajo de campo. Cuando llegamos a la reserva ya estaba listo con mis botas, pantalón de mezclilla, y una pequeña mochila, pero de agua nada y me dije, puras espinas que "chingados" vamos a estudiar, `pero no, no se trataba de plantas, se trata de juntar cacas, medirlas y observar que contenían, bueno eso se hacía después. Me dijo el profesor "tú vas apuntando en la libreta, yo te voy diciendo", a eso de las tres de la tarde me encontraba muerto de sed y todavia juntando cacas, en un principio, ni le decía al profesor cuando veía algunas, al final mis ojos se movían en todas direcciones para señalar cacas. Al otro día regresamos a Puebla con tres costales llenos de cacas, el profesor con gran ciencia me dijo: "ahora vamos a ver que comen estos animales; si hay pelos entonces comen otros animales, si hay semillas entonces comen frutos, si hay plumas pues ya es obvio. Por el grosor de las cacas vamos a saber el tamaño de los animales".
Yo me dije, ahí en la sierra ha de haber unos monstruos que nos investiguen y hagan lo mismo y van a decir "uta estos cuates comen tierra" porque nosotros comimos pura galleta de chocolate.
Así es la ciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario