viernes, 1 de febrero de 2008

De La Jornada

Hemos perdido la tercera parte de los bosques

UNAM. El énfasis en la producción ganadera y agrícola, los problemas en la tenencia de la tierra y los bajos precios de la madera, entre otros factores, han provocado la pérdida de la tercera parte de la riqueza forestal del país.

aseveró el especialista en botánica del Instituto de Biología (IB) de la UNAM, Martin Ricker Reymann.

Siglos atrás, refirió el especialista, alrededor del 52 por ciento del territorio nacional era boscoso, con gran diversidad, mientras que en la actualidad, de acuerdo con el inventario forestal, sólo se tiene el 33.3 por ciento de suelos en esta categoría.

El biólogo de origen alemán, consideró que estas áreas han sido desaprovechadas por motivos históricos y políticos, así como por una falta de cultura en su manejo. Ello ha provocado que las importaciones de productos derivados de este sector sean casi cuatro veces mayores que las exportaciones.

Sin embargo, aseguró que sólo el 2.3 por ciento de la superficie de México sería suficiente para conservar las casi 850 especies arbóreas nativas, a través de una red de reserva estratégica. “En un área relativamente pequeña, donde nadie toca nada, eso sería bastante eficiente”.

(...)

Tras enfatizar que en el país está abandonado el sector forestal, mientras que en otras latitudes se aprovecha con plantaciones de monocultivos, manifestó que los bosques y las selvas son fundamentales como mecanismos de oxigenación para el planeta.

Además, dijo que esas áreas ayudan a la captura de agua natural, a evitar la erosión, a conservar la vida silvestre y a fomentar la diversidad de árboles y arbustos.

“Vale la pena hacer una investigación en este rubro, un trabajo para la optimización de recursos y asegurar de manera permanente, por medio de reservas, toda la riqueza arbórea”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario