domingo, 25 de noviembre de 2007

Película

MENTES QUE BRILLAN/JODIE FOSTER
Trata la película de niños con cualidades excepcionales, el protagonista es un chico de siete años que es un genio de las matemáticas, él recibe clases especiales y sorprende a todos con sus respuestas.


video


En la película además del concurso, notable pero no relevante, se pueden apreciar los ambientes de aprendizaje.


video

“Imaginen que ustedes han sido atrapados por polígenos…”

“Hoy Ricitos de oro será enjuiciada, los cargos: allanamiento de morada…”





video


Es importante destacar lo anterior porque los conceptos teóricos por sí solos no interesan mucho a los estudiantes.
Las tendencias educativas van en el sentido de crear una historia que puede ser real o ficticia y luego presentar los problemas.
En el caso de ciencias I (énfasis en biología) pongo el siguiente ejemplo:
Relaciones entre conocimientos teóricos y trabajos prácticos (Antología : 46)

“A veces al plantear los trabajos prácticos… podemos repartirles algunas rocas o algunas hojas de vegetales, pedirles que miren cómo son, describan las características y nos digan de que tipo de roca se trata…”
Así, sin contexto, el aprendizaje es muy pobre.

En cambio se pueden obtener mejores resultados si se crea un ambiente de aprendizaje:
“En la casa de campo del Sr. Rosales hubo un cuantioso robo, cuando llegó la policía encontró algunas pistas: unos zapatos tenis lodosos que tenían adheridas unas hojas lanceoladas y, entre el dibujo de la suela, rocas de tipo calizo.
Cerca de ahí viven varios sujetos sospechosos que bien pudieron cometer el robo.
En un bosque de pinos vive Petrax.
En el cerro de tezontle vive Polux.
En la zona de canteras, donde el agua es "dura", vive Antraxis
En la ribera del río vive Bartoc.

¿Dónde crees que debiera investigar la policía?


Observe usted, estimado maestro, que en el caso de: La enseñanza del español, la estrategia empleada por el maestro Enrique Lepe ubica su contexto en una carta de amor (tomada de El principio del placer de José Emilio Pacheco) donde los protagonistas hablan de sus problemas cotidianos, entonces los alumnos (as) entran en ella y es ahí donde aprovecha el educador para tratar los contenidos programáticos. Lo más importante de ello es que los estudiantes se muestran interesados y felices.


video

¿Le parece entonces que el contexto ficticio del cuento de Ricitos de oro pudiera servirnos para la clase de Formación Cívica y Ética?

No hay comentarios:

Publicar un comentario