sábado, 29 de diciembre de 2007

La caverna


José Saramago
Edit. Punto de Lectura.
Trata de una familia de alfareros que son desplazados del mercado de vasijas por el uso del plástico.
El autor usa mayúsculas después de la coma, en lugar de guiones largos, para indicar cuando hay diálogos:

Cómo le ha ido la mañana, preguntó Marta, Bien lo habitual, respondio el padre, Marcial telefoneó, Ah sí, y que quería, Que había estado hablando con usted sobre de vivir en el Centro cuando lo asciendan a guarda residente, Sí hablamos de eso...
Son dos asuntos: el primero es el uso de las mayúsculas en el diálogo, algo que no es muy común pero define un estilo propio del autor.
El segundo es una reflexión que me lleva a la pregunta: ¿En cuántos años los profesores de secundaria nos veremos desplazados por el uso de las tecnologías de la información?

No hay comentarios:

Publicar un comentario