domingo, 2 de diciembre de 2007

Gorriones

Por Silvia Castro


Mi niño tiene un rincón

en el patio de la casa

donde llegan los gorriones

diariamente y de mañana.


Se mecen sobre el columpio,

se asoman por la ventana,

aprovechan los charquitos

para lavarse la cara.

Brincando por el pastito

se acercan a las migajas

y asustan las lgartijas

que se trepan por la barda.

Luego saltan, cruzan, vienen,

van de nuevo a las migajas

ahí les vemos platicar

con caléndulas doradas.

Los gorriones han volado

por arriba de la casa

y mi niño se ha quedado

con ellos en la mirada.



Silvia Castro originaria de Huauchinango, Pue. acaba de publicar un libro titulado En el agua más clara, poemas para niños.


Derrocha ternura al poner a los niños en contacto con los seres de la naturaleza, su formación en la Escuela Normal Primaria y Escuela Normal Superior en la especialidad de Biología, le facilitan el camino para cantarle a los niños.


SUEÑOS

(fragmento)

Me soñé en el Polo Norte

con mi traje de esquimal

en un trineo con seis perros

siguiendo al oso polar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario