jueves, 29 de septiembre de 2011

La valoración social del maestro

  El muchacho termina el bachillerato y no tiene ganas de estudiar más. Como el padre es un tipo de renombre, lo presiona:
    - ¿Ah? ¿No quieres estudiar huevón? Bueno, yo no mantengo vagos, así que vas a trabajar. ¿Estamos?
    El padre, que es un hombre con mucho dinero y metido en la política y tiene algunos amigos políticos, dada su larga trayectoria, trata de conseguirle un empleo y habla con uno de sus compañeros de partido que están en este momento en el gabinete, y le dice:
    - Rodríguez, ¿Te acordarás de mi hijo? Bueno, pues fijate que terminó el bachillerato y no quiere estudiar el pinche muchacho. Si puedes, necesitaría ya un puesto como para que empiece a trabajar, mientras decide si va a seguir una carrera... El asunto es que haga algo y no vague ni se la pase en la casa haciéndose güey, y así a ver si se compone y hace algo de provecho. ¿Me explico?
    A los tres días llama Rodríguez:
    - 'Tito, ya está, le conseguí como asesor del Presidente de la República. Unos $90.000 al mes, Belleza Verdad???
    - 'No, no chingues, Rodríguez ! ¡Es una locura!, Recién empieza. Tiene que comenzar de abajo y, pues con mucho dinero, se va a poner peor.
    A los dos días, de nuevo Rodríguez:
    - Tito, ya lo tengo. Le conseguí un cargo de asistente privado de un Diputado. El sueldo es más modesto, de $40,000 al mes... ¡No, Rodríguez!, ¡Acaba de salir de la prepa! No quiero que la vida se le haga tan fácil de entrada. Quiero que sienta la necesidad de estudiar. ¿Me entiendes?
    Al otro día:
    - ' Tito, ahora sí'... Jefe de compras en la Delegación de la Secretaría de Comunicaciones, ya está.
    Claro que el sueldo se va muy abajo... Serán $30,000, nada más.
    - Pero Rodríguez, ¡por favor!, Consígueme algo más modesto. Va empezando... Algo de unos $5,000 ó $ 6,000.
    - 'No, eso es imposible, Tito.
    - ¿Por qué ?
    - Tendría que ser un cargo de maestro, y esos cargos son por concurso, necesita: currículum, inglés certificarse, manejar Word, Excel, power point, certificarse en HDT, estar titulado en la Normal, tener carrera universitaria, haber hecho al menos una maestría (esta puede ser patito), haber hecho méritos en el SNTE (repartiendo volantes para el panal), estar afiliado a un sindicato de maestros, tener una especialización en planeación estratégica para elaborar el PETE y el PAT, ganar el examen de oposición... Antecedentes... Y por supuesto, experiencia previa, y que sus papás no sean profesores porque puede sospecharse que le heredaron la plaza. Que sepa cantar el Himno nacional, el himno a secundarias generales, el himno a secundarias técnicas, el himno a telesecundarias, el himno a Puebla, el himno a protección civil, no tener creencias religiosas, si tener creencias religiosas (según el partido en el poder), creer en la dianética, no creer en la dianética (según el partido en el poder).
Entrarle a los programas:
Escuela segura, habilidades digitales HDT, Escuelas de calidad PEC, Programa para mejorar el logro educativo EIMLE, elaborar un registro de los niños con sobrepeso, elaborar un registro de los niños sobresalientes, elaborar un registro de los niños con problemas, Educación vial, Programa para pagar los impuestos de hacienda, La reforma integral de la educación básica (trabajar sin programas impresos).
Ya en el trabajo cumplir con su horario, y si quiere ganar más entonces entrarle a carrera magisterial, ahí le dan 50 puntos si los alumnos contestan el examen Enlace sin tener un solo error.
Si quiere obtener 20 puntos más, debe trabajar 20 horas extras, fuera de su horario. Sin paga.


 Si cumple con todo gozará de una jubilación no porque el ISSSTE lo cuide en su vejez sino porque el SNTE tuvo la brillante idea de descontarle cien pesitos quincenales con lo que tendrá una compensación económica semejante a la de los ministros de la Suprema Corte.
Está cabrón, Tito, está cabrón. Trabajos así no se encuentran fácilmente....

No hay comentarios:

Publicar un comentario