martes, 20 de septiembre de 2011

Cienciología


 Editorial de la Jornada de Oriente.

La Secretaría de Educación Pública en Puebla (SEP) ha empezado a distribuir un par de libros y un video titulados “El Camino a la Felicidad” y “Aprendiendo a aprender”, los cuáles se basan en textos con carácter moral de L. Ronald Hubbard, quien es el creador de la iglesia de la Cienciología, también conocida como Dianética. Aunque en México la organización que promueve este pensamiento está registrada como Asociación Civil, en otros países, como Estados Unidos es considerada una secta religiosa.
La repartición de estos textos es reprobable y preocupante, ya que carecen de rigor académico, no están relacionados con los programas de estudio oficiales, no tienen contenidos pedagógicos y proponen una serie de criterios morales relacionados con temas como la promiscuidad, la fidelidad sexual a la pareja y la búsqueda de “vivir con la verdad”.

Atrás de la Dianética existe una serie de negras historias que van desde que han acusado a la organización de utilizar sus ideas para lucrar o cometer fraudes, lo que les ha permitido conseguir un alto potencial económico; hasta promover ideas racistas al establecer que solamente las personas con poder económico y carisma pueden acceder a los mejores niveles de vida. Al mismo tiempo difunden que la vida se rige por una “confederación galáctica”, sin contar que también sustentan ideas homofóbicas.
A principios de los años 90 la revista Time publicó un extenso reportaje en el que calificó a la Dianética como una organización que se presenta como una religión, pero que en realidad es un fraude mundial que utiliza terapias pseudocientíficas. También se sabe que desde mediados de los años 90 los dirigentes de la Cienciología empezaron a ofrecer lujosos regalos a altos funcionarios del gobierno federal para que se les permitiera difundir sus textos en las escuelas públicas. Ahora en Puebla se ha concretado ese proyecto que es otro atentado más contra el sistema de educación laica y científica que debe privar en la entidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario