jueves, 25 de octubre de 2007

Dimite Nobel Watson a cargo directivo por escándalo de razas

Por considerar de vital importancia las declaraciones de Watson transcribo el artículo del periódico La Jornada





AFP

Es deseable que el poder de la razón esté distribuido por igual; la ciencia no dice eso, declaró.

Nueva York. El premio Nobel estadunidense James Watson, suspendido del comité directivo de un laboratorio de Estados Unidos tras la controversia mundial generada por sus comentarios sobre las diferencias entre las razas, anunció este jueves que renuncia definitivamente al cargo.

"Esta mañana he comunicado al Cold Spring Harbor Laboratory (de Long Island) mi deseo de retirarme inmediatamente de los cargos de dirección en los que me he desempeñado durante 43 años", dijo Watson en un comunicado.

El científico agregó que la transferencia de liderazgo está justificada dada su edad, "más cerca de los 80 que de los 79", pero que "las circunstancias en que sucede no son las que esperaba o hubiese deseado".

Watson, biólogo que junto a Francis Crick y Maurice Wilkins recibió el Premio Nobel de Medicina en 1962 tras descubrir la estructura del ADN, es considerado como uno de los padres de la genética moderna.

En una entrevista con el Sunday Times, Watson declaró la semana pasada que era "fundamentalmente pesimista sobre las perspectivas de Africa" porque "todas nuestras políticas sociales están basadas en el hecho de que su inteligencia es la misma que la nuestra, cuando todas las pruebas indican que no". "La gente que tiene empleados negros sabe que no es cierto" que tengan la misma inteligencia, agregó Watson.

Las declaraciones desencadenaron una ola de indignación mundial aunque el científico de 79 años dijo luego no reconocer sus declaraciones y explayó su punto de vista en una nueva entrevista con el diario británico The Independent.

"Todavía no comprendemos la forma en que los diferentes ambientes en el mundo fueron seleccionando con el tiempo los genes que determinan nuestra capacidad para hacer diferentes cosas", explicó.

"El gran deseo de la sociedad actual es asumir que el poder de la razón está igualmente distribuido como una herencia universal de la humanidad. Puede ser. Pero querer simplemente que así sea no es suficiente. Eso no es ciencia", dijo.

Según Watson, "cuestionarlo no es ceder al racismo. No se trata de hablar de superioridad o inferioridad, sino de comprender las diferencias, sobre por qué algunos somos grandes músicos y otros grandes ingenieros".

Al renunciar este jueves, Watson dijo que como educador siempre luchó "para ver que los frutos del sueño americano al alcance de todos" y dijo que su vida había estado guiada por "la fe en la razón" heredada de sus padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario