sábado, 25 de junio de 2011

Maestra



dubriel dice.

 Día a día suceden hechos notables en las escuelas, realizados por maestros invisibles para los medios masivos de comunicación. Sólo destacan las noticias negativas.
En el día del niño, muchos maestros y maestras compran juguetitos, de los que venden por bolsas, y los llevan a sus alumnos  para arrancarles sonrisas.
En una ocasión que hubo un temblor muy fuerte en la ciudad de Puebla, la maestra, que estaba en el tercer piso del edificio escolar, quizo bajar con sus alumnos, pero el movimiento del edificio les impidió caminar. Ordenó a sus alumnos sentarse, agacharse  y cubrirse la cabeza con las manos y agregó: "No se espanten niños, si nos caemos, caemos encima de todos los demás". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario