domingo, 6 de julio de 2008

Historias del profe Celes


Adornan mucho sus tacos.
Los oaxaqueños son bien chispas, todos se creen Juárez. Por esas tierras del gran paladín atendí una escuela, y todos; alumnos, maestros y trabajadores no perdían la ocasión para repetir los lemas del Benemérito de las Américas; les decía que hombres como él no nacían cada domingo ni en cualquier maceta, pero, siempre los alenté no para repetir sus lemas sino para practicarlos; lo hacían en parte y en sus escritos si adornaban sus tacos porque, para cualquier solicitud, reclamo o sugerencia lo hacían siempre por escrito, de manera sorprendente: que según el artículo tal de la ley fulana expedida en lugar y fecha, con fracciones e incisos tales; debía concederles una hora de permiso. Cual más, así lo hacía, sacando sus palabras domingueras. Uno de ellos se voló la barda, después de escribir sus artículos y todos sus pormenores, escribe: "... y usted que finge como director..."
No se si fue por falta de primaria o me decía la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario