domingo, 17 de noviembre de 2013

Para el equipo de investigación


Elena dice:

Querid@s tod@s,

No sé bien por qué recién después de todo este tiempo les escribo, ni me lo pregunto tampoco; sólo me vinieron a mi mente y a mi corazón hace unos instantes en este domingo soleado. 


Y pues sólo quería decirles que gracias por todo lo compartido, gracias por lo que me enseñaron, en lo profesional y sobre todo en lo personal, sobre las múltiples maneras de relacionarnos entre seres humanos. 

De todos y cada uno tengo un recuerdo hermoso, hubo momentos de tensión y de mucha comunión, claro, pero hoy los miro a todos con una sonrisa y les digo que los aprecio con un corazón abierto, que de diversos modos fueron mis maestros, que les agradezco, que honro y aliento profundamente las intenciones que los mueven a trabajar, al fin y al cabo, en favor de tantos niños y niñas de Puebla. 


Gracias por ser mis compañeros de viaje, gracias por su entrega, por cómo ayudaron con tantas cosas dentro de las tareas compartidas, por tantos conocimientos transmitidos, por la capacidad de compromiso que demostraron, por la pasión que pude vislumbrar en muchos momentos en cada uno de ustedes, por mostrarnos que cuando creemos hasta lo más imposible se puede concretar, gracias por creer en mí, en ustedes, en todo el equipo, gracias por ser unos formidables cómplices en la aventura que para todo nuestro equipo fue el pasaje por la DGOE.


Los quiero con el corazón, muy seguido los pienso y deseo que tengan unas vidas plenas, sin sufrimiento y con mucho amor y felicidad, cuenten conmigo para lo que se les ofrezca, su amiga, 

Elena. 

dubrieldice:
Hola Elena, me da mucho gusto saber de tí y sobre todo leer tu mensaje, que me llega en momentos muy propicios para la reflexión, me explico:
He andado con un dolor de muelas y al fin ha cesado, previa visita al dentista,  ahora estoy  saliendo del suplicio. Tus palabras me sirvieron de bálsamo. Gracias Elena.
Tengo la convicción de que el trabajo educativo es una tarea que enriquece personalmente y, en este caso, al equipo que logramos integrar. Creo que todos salimos ganando porque hicimos el trabajo con pasión y dedicación. Es una tarea que no se acaba y que tampoco desgasta, siempre hay algo que hacer.
Por la bella oportunidad que tuve de formar parte de ese equipo de mentes lúcidas y bromistas, gracias Elena.

Saludos y un abrazo afectuoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada