miércoles, 16 de marzo de 2011

ESTRATEGIA DIDÁCTICA PARA HISTORIA

Las virtudes del aprendizaje basado en proyectos


El aprendizaje basado en proyectos supone una enseñanza que rebasa el plano memo­rístico y repetitivo, se enfoca en un trabajo retador y complejo. Involucra a los alumnos de manera activa en la construcción de su conocimiento, pues mientras más implicados estén en el proceso, más van a asumir la responsabilidad de su propio aprendizaje; el proyecto incorpora a los alumnos con diferentes estilos de aprendizaje y con distintos niveles de habilidad, sobre todo en aquellos lugares en que los estudiantes provienen de medios culturales y étnicos diversos. El desarrollo de proyectos para el aprendizaje estimula la mayor participación de los estudiantes; permite hacer conexiones entre el aprendizaje, la escuela y la realidad; posibilita las habilidades sociales y de comunica­ción; amplía las habilidades para la resolución de problemas, y aumenta la autoestima. Los principios generales del aprendizaje basado en proyectos son los siguientes: se cen­tran en el alumno, tienen una organización clara desde el principio –desarrollo y final–; sus contenidos deben de ser significativos para el alumno, es decir, que sean directa­mente observables en su entorno y referidos al mundo real; conminan a la investigación de primera mano, es decir, aprender haciendo; objetivos específicos relacionados con el currículo; productos tangibles que puedan compartir con otros; conexiones entre lo académico, la vida y las competencias; evaluaci


Para comenzar a planear un proyecto de aprendizaje, el equipo debe elegir un bloque de los programas de Historia y con base en él, elaborar un listado de habilidades o conceptos que los alumnos van a aprender. Pueden partir de los “Aprendizajes esperados” que los programas de Historia especi­fican, y agregar los que consideren pertinentes para abordar el bloque elegido. Para elaborar su listado tomen en cuenta las siguientes preguntas:


• ¿Qué habilidades de comprensión del tiempo y el espacio histórico quiero que desarrollen mis alumnos? (Ejemplo: que ordenen cronológicamente hechos históricos, que identifiquen las causas de un proceso, que distin­gan diversas interpretaciones de un mismo evento.)


• ¿Qué habilidades sociales quiero que desarrollen mis alumnos? (Ejemplo: que puedan trabajar en equipo, que sean tolerantes ante lo diverso.)


• ¿Qué habilidades para el manejo de información deseo propiciar en mis alumnos? (Ejemplo: saber buscar información, clasificarla, aplicar algún método, que identifiquen ideas centrales.)


• ¿Qué valores y actitudes desarrollarán los alumnos con el trabajo a rea­lizar?


No existe una forma única y correcta para implementar un proyecto, pero sí de­ben tomarse en cuenta algunas preguntas a la hora de diseñar proyectos. Los ele­mentos esenciales de un proyecto para desarrollarse en clase son:


1. Situación o problema: define en frases cortas y a manera de pregunta el tema que se pretende desarrollar. Por ejemplo, si tomamos el bloque 5 de Historia II: México a finales del siglo XX presenta diversas problemáticas, como abandono del campo y endeudamiento; emigración, marginación y reivindicación indígena, petrolización, deterioro ambiental. Todo esto de traduce en la pregunta: ¿cuáles son los principales retos de México, al principio del siglo XXI?


2. Descripción y propósito del proyecto: explicación concreta del objetivo últi­mo del proyecto y de qué manera atiende éste la situación o el problema. Ejemplo: los estudiantes deben investigar, compilar caricaturas, elaborar gráficas, buscar información en internet. Los resultados se plasmarán en un periódico mural, en un boletín informativo o en un ensayo, con cier­tas características. Ser específico en determinar los resultados hará que tanto el docente como el alumno entiendan lo que se va a aprender.


3. Especificaciones de desempeño: criterios de calidad que el proyecto debe cumplir. Ejemplo: que los reportes escritos de los alumnos no sean copias textuales de otros textos, las representaciones gráficas deben ser origina­les, debe consultar por lo menos dos fuentes primarias, etcétera.


4. Reglas: instrucciones para desarrollar el proyecto. Incluyen tiempo, me­tas a corto, mediano y largo plazos. Ejemplo: elaborar un cronograma de trabajo en el que se especifiquen las fechas de entrega de los productos parciales a desarrollar durante todo el proceso de elaboración del pro­yecto.


5. Participantes en el proyecto y roles que se les asignaron: listado de alumnos, forma de organizarse y las tareas que desempeñará cada uno.


6. Evaluación: exponer cómo se va a valorar el desempeño de los alumnos, tomando en cuenta que en el aprendizaje por proyectos se evalúa tanto el proceso de aprendizaje como el producto final.


Tomando como objeto de estudio el bloque que eligieron para elaborar el listado de habilidades, planeen un proyecto basado en el aprendizaje y repórtenlo en el siguiente cuadro, el cual pueden reproducir en hojas de ro­tafolio. No olviden incluir los elementos descritos anteriormente, así como las observaciones que crean pertinentes, de acuerdo con su experiencia docente. ón durante el proceso investigativo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario